solvencia

SOTAM | La solvencia: Llave para la continuidad de empresas y negocios

Actualidad, Noticias

Artículo de opinión Solvencia

 

Después de la inyección de #liquidez tanto por parte del Estado, como de las instituciones financieras, nos encontramos que ahora es momento de la #solvencia. Solvencia entendida como la capacidad que tienen las empresas a hacer frente a todos los pago, vencimientos, etc.

En el último tramo de préstamos ICO, las distintas entidades financieras han asegurado que la demanda empieza a flojear.  Esto tiene dos explicaciones posibles:

  • La primera explicación, es que ya no son necesarios y que por lo tanto no hay necesidad de liquidez. Esto es poco probable, ya que el INE aseguró que la caída del PIB del segundo semestre fue del 17,8%, lo que conlleva a pensar que la vuelta a la normalidad es bastante difícil.
  • La otra explicación es que ya no hay proyectos que financiar ya que no hay visos de que la se pueda ampliar, o iniciar un negocio ya que no hay demanda para ello. Esto unido a que ya no quieren seguir endeudándose a riesgo de convertir un problema de liquidez en uno de solvencia. Con las llamadas empresas fantasma, que ya no serán capaces de devolver, ni siquiera los intereses de la financiación.

La liquidez procede del sistema financiero, y puede aportar en momentos puntuales, pero la caída de la demanda conlleva también la caída de los ingresos, que propician que no se pueda devolver la liquidez aportada.

Se habla ya, de concursos, de quiebras y de solvencia, fruto de la situación descrita anteriormente. Ya hemos tenido conocimiento que, en el tercer trimestre, los concurso subieron un 51,1% respecto al trimestre anterior, y todo esto con la moratoria del gobierno.

Las perspectivas que hay para el año que viene no son nada halagüeñas, es probable que se disparen los concursos fruto del aumento de las insolvencias y del final de la moratoria. De hecho, ya hay empresas que están renunciando a los ERTE`s para poder presentar concursos.

No es nada fácil hacer frente a la coyuntura actual, porque a pesar de que la liquidez ha sido un elemento diferenciador respecto a otras crisis, nos enfrentamos a la incertidumbre, tanto de solvencia de las empresas, como de la evolución económica actual.

Hoy más que nunca, es importante contar con un plan financiero con diferentes posibles escenarios,  para que nos permita tener la suficiente información para intentar afrontar el futuro con más garantías, sin olvidarnos de gestionar adecuadamente la capacidad financiera de cada uno de nuestros negocios.

Hay que recordar que la capacidad financiera, no se mide por la caída de las ventas o la bajada de rentabilidad, sino por la caja: Cash is King.

 

Eduardo Ochoa socio de SOTAM

Coronavirus COVID-19 | Fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas

Actualidad, Noticias

El BOE ha publicado la Orden PCM/679/2020, de 23 de julio, que publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 21 de julio de 2020, por el que se establece el funcionamiento del Fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas.

https://www.boe.es/boe/dias/2020/07/24/pdfs/BOE-A-2020-8450.pdf

 

Esta Orden Ministerial desarrolla la medida prevista en el Real Decreto-ley 25/2020, de 3 de julio, de medidas urgentes para apoyar la reactivación económica y el empleo, donde se estableció aquel Fondo especial y se dispone la creación del Consejo Gestor, órgano al que se encomienda la gestión del Fondo, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).  En dicha Orden se establecen, además, las reglas de funcionamiento, movilización de recursos y liquidación del Fondo; las condiciones aplicables y requisitos a cumplir, así como la composición y funcionamiento del Consejo Gestor.

 

Entre los diversos criterios de elegibilidad de las empresas beneficiarias figuran los siguientes:

– Ser una empresa no financiera con domicilio social y principales centros de trabajo situados en España;

– No constituir una empresa en crisis a 31 de diciembre de 2019;

– No haber solicitado la declaración de concurso voluntario, haber sido declarados insolventes en cualquier procedimiento, hallarse declarados en concurso, salvo que en éste haya adquirido la eficacia un convenio; estar sujetos a intervención judicial o haber sido inhabilitados conforme a la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal (aunque se prevén excepciones).

– Demostrar su viabilidad a medio y largo plazo, presentando a tal efecto en su solicitud un Plan de Viabilidad;

– No haber dado lugar, por causa de la que hubiese sido declarada culpable, a la resolución firme de cualquier contrato celebrado con la Administración.

– Hallarse al corriente de pago de obligaciones por reintegro de subvenciones o ayudas públicas y, además, estar al corriente, a 31 de diciembre de 2019, en el cumplimiento de las obligaciones tributarias o frente a la Seguridad Social.

 

Respecto de las cuantías consideradas, las operaciones financiadas tendrán un importe no inferior a 25 millones de euros por beneficiario, salvo casos excepcionales debidamente justificados, y el importe máximo será el mínimo necesario para restaurar la viabilidad de la empresa y no podrá implicar una mejora del patrimonio neto de la empresa beneficiaria que supere el registrado a 31 de diciembre de 2019. Por lo demás, se prevé el reembolso del apoyo financiero con diversas condiciones y cautelas.