Post navigation

,

La compañía láctea Schereiber Foods se expande por Europa desde Alcobendas

La empresa ha instalado su delegación comercial para Europa en Alcobendas, en la que ya trabajan 36 personas

Schreiber Foods, una de las principales compañias lácteas del mundo, ha instalado su delegación comercial para Europa en Alcobendas, en el Arroyo de la Vega, donde impulsan a esta empresa como uno de los productores de yogur más grandes del mundo.

El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, y el concejal de Economía y Nuevas Oportunidades, Agustín Martín, han visitado esta mañana la sede de la firma en nuestra ciudad, donde han sido recibidos por el presidente de Schreiber Internacioal, Francoise Salamon.

La firma instaló en Alcobendas su sede comercial para el viejo continente principalmente por su cercanía a Madrid, su cercanía al aeropuerto de Madrid Barajas, sus buenas comunicaciones y las dotaciones escolares con las que cuenta la ciudad. Primero empezaron únicamente con cuatro empleados yel año pasado marcó su expansión con la contratación de 22 personas. La plantilla la forman hoy 36 trabajadores.

Schreiber se fundó en 1945 en Wisconsin, Estados Unidos, produciendo distintos tipos de quesos. La empresa ha crecido en estos 70 años, pasando de tener una sola planta de producción a contar hoy con 25 repartidas en once países. En nuestro país la compañía posee tres plantas de yogur en Talavera de la Reina, Noblejas y en Tenerife, en las que emplean a unas 700 personas, y es el proveedor principalo de este tipo de productos para Mercadona. Schreiber entró en el mercado del yogur hace prácticamente diez años y hoy es uno de sus principales productores del mundo.

“Intentamos hacer las cosas bien, dar trabajo, generar inversión y oportunidades para los jóvenes, siempre con una visión de futuro y siempre cuidando de nuestros empleados. Es la filosofía de esta empresa desde su fundación” ha explicado el presidente de Schreiber Internacional, Francoise Salamon.

Por su parte, el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, ha ofrecido a los directivos de la compañía la “posibilidad de firmar en un futuro un convenio de colaboración en materia de empleo” para fomentar la contratación de vecinos a través de la Bolsa de Empleo municipal y esperamos también “colaborar en cuestiones de responsabilidad social ya que Alcobendas es una ciudad muy solidaria”.

Schreiber tiene más de 7.000 empleados en todo el mundo y en Europa tiene plantas, además de en España, también en Portugal, la República Checa, Austria, Eslovaquia y Bulgaria. La expansión de la compañía se cimenta en los valores del cuidado, la mejora continua y el compromiso con sus clientes todos los días.