Post navigation

,

Departamento Laboral de AICA | Sentencia sobre la caducidad de la acción de despido

En esta circular vamos analizar la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (en adelante TSJ), de fecha 9 de marzo de 2021, que analiza la obligatoriedad de interponer una conciliación administrativa antes de presentar la demanda de despido ante los Juzgados, y que esa presentación interrumpe el plazo de 20 días de caducidad establecido para ejercitar la acción de despido (Artículo 59.3 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los trabajadores y artículos 65.1 y 103.1 de la LRJS).

La sentencia del TSJ revoca la sentencia del Juzgado de lo Social dado que, partiendo de que la institución de la caducidad debe ser objeto de una interpretación restrictiva, fruto de su consideración como medida excepcional que provoca la decadencia de un derecho, se entiende que si se interpone la demanda de despido con anterioridad a la papeleta de conciliación, y a los efectos de la posible caducidad de la acción, ha de estarse a la fecha de presentación de la demanda ante el juzgado de lo social por ser este el momento en el que se actúa contra la decisión empresarial de proceder a la extinción del vínculo laboral, con independencia de las consecuencias que ulteriormente pudieren derivarse de la necesaria subsanación del defecto de falta de conciliación previa.

En ese sentido, explica el TSJ en su sentencia que no hay que estar a la fecha de la presentación de la papeleta de conciliación cuando la demanda judicial es anterior y se interpone dentro de los 20 días hábiles siguientes al cese del trabajador, siendo en tales supuestos este momento el que debe tenerse en consideración, toda vez que con la interposición de la demanda se está realmente ejercitando la acción contra la decisión empresarial y poniendo de manifiesto la voluntad del trabajador de impugnarla en plazo hábil y eficaz. La finalidad que inspira la conciliación previa es la de evitación del proceso, por lo que, en rigor, no se considera como requisito previo para la tramitación del proceso y cuya finalidad es asegurar que las partes hayan tenido la oportunidad de, antes de tramitarse aquel, someter la controversia a una solución extrajudicial.

En el presente caso, la parte manifestó su voluntad impugnatoria a través de una demanda judicial en primer lugar, determinando ello la inexistencia de caducidad de la acción de despido pues, si el comienzo del plazo de caducidad fue el 8 de agosto de 2019, día siguiente a aquel en el que el recurrente tuvo conocimiento del despido, y la demanda se interpuso el 4 de septiembre de 2019, transcurrieron 19 días, por lo que no se había sobrepasado el plazo de veinte días hábiles que para el ejercicio de la acción de despido establecen el artículo 59.3 del Estatuto de los Trabajadores y el artículo 103.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social.

Si en vuestra empresa habéis realizado un despido el trabajador lo ha impugnado, podéis contactar con el equipo Laboral de AICA, que os asesorará al respecto y os informará si la demanda del trabajador fue presentada en plazo.

Departamento Laboral de AICA

91 654 14 11
juridico@empresariosdealcobendas.com