Post navigation

,

Departamento Laboral de AICA | El Tribunal Supremo recuerda las condiciones en que las empresas pueden registrar las pertenencias de sus empleados

Estimados asociados, en la circular informativa de esta semana nos hacemos eco de una nota de prensa de la página web del Consejo General del Poder en la que se aborda una Sentencia de fecha 5 de junio de 2024, de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (en adelante TS) cuyo ponente es el Magistrado Juan Molins García-Atance.

En la mentada sentencia se niega la validez a la prueba obtenida por un vigilante de Seguridad que ordena a una empleada abrir su bolso sin requerir la presencia de algún representante legal u otra persona de la plantilla.

En ese sentido, se explica que la norma. – El Estatuto de los Trabajadores, permite los registros bajo ciertas condiciones:

1) Cuando sean necesarios.

2) Dentro del centro de trabajo y en horas de trabajo.

3) Respetando la dignidad e intimidad del trabajador.

4) Con presencia de un representante legal o de otro empleado.

 

En el caso en cuestión, una trabajadora prestaba servicios en un centro comercial. Cuando lo abandonó por la puerta de salida del personal, sonó la alarma antihurtos. Un vigilante de seguridad registró su bolso y encontró cuatro artículos que no había abonado siendo que la empresa la despidió.

El criterio del TS es que el registro del bolso de una trabajadora sin estar presente un representante legal (delegado de personal, comité de empresa) o bien, en su ausencia, otro empleado, resulta ilegal. La exigencia de que en el registro esté presente un representante de los trabajadores u otro trabajador no se relaciona con la protección de la intimidad del trabajador. Se trata de una garantía de la objetividad y eficacia de la prueba. Al incumplirse esa exigencia, la prueba no es válida.

En consecuencia, entiende el alto Tribunal que el despido realizado es nulo, toda vez que la ineficacia probatoria del registro del bolso llevado a cabo vulnerando la norma conduce a que el despido disciplinario sea improcedente. Además, en este caso, como quiera que la trabajadora tenía una reducción de jornada por cuidado de un hijo menor, opera la “nulidad automática”, con obligación de readmitir y abonar los salarios de tramitación.

Como siempre, desde el equipo laboral de AICA, os mantendremos informados de las novedades en materia laboral.

 

Departamento Laboral de AICA

91 654 14 11

juridicolaboral@empresariosdealcobendas.com