Post navigation

,

Comentarios a las principales novedades fiscales de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2023 y Moratoria contable RD 20/2022 de 27 de diciembre

El pasado día 24 de diciembre de 2022 se publicó en el BOE la Ley 31/2022, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2023, que resumimos a continuación, junto con una breve referencia a la Moratoria contable aprobada el 27 de diciembre en un RD

En líneas generales, continúan con el proceso iniciado en los Presupuestos del año anterior marcados por la crisis de la COVID-19, a los que añadimos ahora dos factores importantes: el incremento de la masa monetaria en los mercados producidos por las políticas de liquidez expansiva (Quantitative Easing-QE) del Banco Central Europeo durante la pandemia, invertidas al final del 2022, con la consiguiente subida de tipos, y también, en segundo lugar, el conflicto bélico que supone la invasión de Ucrania por parte de Rusia y que ha impactado de lleno en las perspectivas económicas de la Unión Europea, alterando así la economía de los ciudadanos con subidas de precios de la energía, materias primas y alimentos.

Respecto al ámbito tributario, la alta tasa de inflación en nuestro país ha llevado a tomar varias medidas de carácter fiscal, entre las que se pueden encontrar:

 

  1. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Se eleva la cuantía de la reducción por obtención de rendimientos del trabajo, así como de los umbrales de renta, de tal forma que los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo inferiores a 19.747,5 euros (antes 16.825 euros), siempre que no tengan rentas, excluidas las exentas, distintas de las del trabajo superiores a 6.500 euros, minorarán su rendimiento neto del trabajo en cuantías superiores a las de años anteriores.
  • No tendrán obligación de declarar los contribuyentes que perciban rentas del trabajo de más de un pagador (así como otros supuestos concretos que ya se venían dando) si la suma de dichos rendimientos no supera los 15.000 euros (antes 14.000 euros).
  • Al igual que en el primer punto, se eleva la reducción por obtención de rendimientos del trabajo en estimación directa simplificada, es decir, siempre y cuando los rendimientos netos de actividades económicas sean inferiores a 747,50 euros (antes 14.450 euros), siempre que no tengan rentas, excluidas las exentas, distintas de las de actividades económicas superiores a 6.500 euros.
  • En el caso de los contribuyentes que determinen el rendimiento neto de sus actividades económicas por el método de estimación objetiva, podrán reducir el rendimiento neto obtenido en un 10 por 100, en la forma en que se establezca en la Orden HFO/1172/2022 por la que se aprueban los signos, índices o módulos para dicho ejercicio.

Así mismo, para el conjunto de actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales, se modifican los límites por los que este método no puede aplicarse, aumentando hasta 250.000 euros según el caso.

  • Aumenta el porcentaje de deducción para el conjunto de las provisiones deducibles y gastos de difícil justificación hasta el 7% (antes el 5%). No obstante, la cuantía de la deducción se mantiene en 2.000 euros.
  • Se modifican los límites de reducción por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social, de tal forma que el límite de 500 euros se incrementa hasta los 10.000 euros, siempre que dicho incremento provenga de contribuciones empresariales o de aportaciones del trabajador al mismo instrumento de previsión social, por importe igual o inferior a las cantidades que resulten según lo siguiente, no obstante cabe señalar que respecto al último cambio normativo en relación a este tema (Ley 12/2022), solo se modifica el segundo de los puntos siguientes:
  1. Contribución anual igual o inferior a 500 euros, la aportación máxima del trabajador será el resultado de multiplicar la contribución empresarial por 2,5.
  2. Contribución anual a partir de 500 euros hasta 500 euros, la aportación máxima del trabajador serán 1.250 euros, más el resultado de multiplicar por 0,25 la diferencia entre la contribución empresarial y 500 euros.
  3. Contribución anual de más de 500 euros, la aportación máxima del trabajador será el resultado de multiplicar la contribución empresarial por 1, igualmente se dará este caso cuando el trabajador obtenga rendimientos íntegros superiores a 60.000 euros por la empresa que realiza la contribución.

Respecto al límite de 4.250 euros que se establecía para las aportaciones de autónomos a planes simplificados de empleo, y para las aportaciones de planes de los que sea promotor el autónomo, se aplica ahora también a las aportaciones de planes sectoriales.

  • Se añaden dos tramos a la base liquidable de tal forma que se modifican los tipos de gravamen para bases a partir de los 200.000 euros.

Los contribuyentes de nacionalidad española que acrediten una nueva residencia en un país o territorio considerado como paraíso fiscal, mantienen su condición de contribuyentes del Impuesto durante cinco años.

  • Se amplía la deducción por maternidad que ya existía, para las mujeres con hijos menores de tres años con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes, cuando en el momento del nacimiento del menor perciban prestaciones del sistema de protección de desempleo, o que en dicho momento o en cualquier momento posterior estén dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad (en este último caso con un período mínimo de treinta días cotizados).

Recordamos que esta deducción se aplica desde el nacimiento del menor hasta que este cumple los tres años, excepto para los casos de adopción o acogimiento en los que esta deducción se puede practicar durante los tres años siguientes a la fecha de la inscripción en el Registro Civil, siempre que la mujer tenga derecho al mínimo por descendientes y ninguno de los progenitores perciba el complemento de ayuda para la infancia previsto en la Ley 19/2021, de 20 de diciembre, por ese mismo descendiente.

En los casos en los que se tenga derecho a la deducción, teniendo en cuenta los requisitos anteriores, con posterioridad al nacimiento del menor, la deducción correspondiente al mes en el que se cumpla el período de cotización de treinta días se incrementará en 150 euros.

Otra de las novedades en relación a este tema es que el incremento de la deducción por gastos de guardería tendrá como límite el importe total del gasto efectivo no subvencionado satisfecho a la guardería, dejando de lado las cotizaciones sociales como límite.

  • En relación a las retenciones y pagos a cuenta, las modificaciones introducidas en esta Ley, se tendrán en cuenta para los rendimientos que se satisfagan a partir del uno de febrero de 2023, es decir, para rendimientos del mes de enero de 2023 se tendrá en cuenta la normativa vigente hasta el 31 de diciembre de 2022.

Se produce a su vez un cambio de porcentaje de retención pasando del 15% al 7% en el caso de rendimientos de trabajo derivados de elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, cuando el volumen de dichos rendimientos íntegros del ejercicio inmediato anterior, sea inferior a 15.000 euros y represente más del 75% de la suma total de sus rendimientos, tanto del trabajo como de actividades económicas.

También se modifica este porcentaje, pasando del 19% al 15% procedentes de la propiedad intelectual, salvo que aplique el tipo reducido del 7%.

Por último, para los anticipos a cuenta de la cesión de la explotación de derechos de autor que se vayan a devengar en varios años, se aplicará el tipo del 7%.

  • Otra de las novedades es que resultará de aplicación la imputación del 1,1% que se aplique a los inmuebles, urbanos o rústicos, con construcciones que no sean indispensables para el desarrollo de explotaciones agrícolas, ganaderas o forestales, que estén afectos a actividad económicas, alquilados o sean vivienda habitual, cuyos valores catastrales hayan sido revisados (por cualquier medio de valoración que cumpla la normativa catastral, siempre que hubieran entrado en vigor a partir del uno de enero de 2012.
  • Por último, para los contribuyentes que obtengan rentas en la isla de La Palma, se pueden aplicar las mismas deducciones en los mismos términos y condiciones que los que marca la Ley del Impuesto para las rentas obtenidas en Ceuta y Esta modificación entraría en vigor ya para el período impositivo de 2022 y se alargaría para 2023.

Todas las modificaciones introducidas y comentadas anteriormente, entrarían en vigor a partir del uno de enero de 2023, a excepción de las que se haya indicado otra fecha diferente. Una vez comentadas dichas modificaciones para el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, vamos a comentar las principales novedades introducidas en el Impuesto sobre Sociedades.

 

 

  1. Impuesto sobre Sociedades
  • Para períodos impositivos que se inicien a partir del uno de enero de 2023, se reduce el tipo de gravamen del 25% al 23% para las entidades cuyo importe neto de la cifra de negocio del período impositivo inmediato anterior sea inferior a 1.000.000 euros y no tengan la consideración de entidades Para períodos impositivos con duración inferior al año, el importe de cifra de negocio se elevará al año.

Importante tener en cuenta si la entidad forma parte de un grupo de sociedades en el sentido del artículo 42 del Código de Comercio, o si está formada por una sola persona física o conjuntamente con su cónyuge u otras personas unidas por relación de parentesco y se encuentren, con relación a otras entidades de las que sean socios, en alguna de las situaciones a que se refiere este mismo artículo, en esos casos, la cifra de negocios se referirá al conjunto de dichas entidades.

  • Por último, como novedad se ha propuesto la amortización acelerada de determinados vehículos eléctricos que estén afectos a actividades económicas. Esta novedad entrará en funcionamiento para los períodos impositivos de 2023, 2024 y 2025, de tal forma que se pueda amortizar el coeficiente lineal máximo según tablas, pero multiplicado por 2.

 

 

  1. Impuesto sobre el Valor Añadido
  • Se amplía la exención para operaciones realizadas por las fuerzas armadas, incluyéndose las adquisiciones intracomunitarias de bienes, exportaciones, prestaciones de servicios e importaciones de bienes, siempre y cuando dichas fuerzas estén afectadas a un esfuerzo de defensa realizado para llevar a cabo una actividad de la Unión en el ámbito de la política común de seguridad y defensa. Esta medida entraría en vigor con efectos 1 de julio de
  • Una novedad importante desde el uno de enero de 2023, es que se suprime la aplicación de la regla especial del uso efectivo en las prestaciones de servicios entre empresarios, solo con actividades generadoras del derecho a la deducción.

No obstante, se extiende su aplicación a la prestación de servicios intangibles a consumidores finales no establecidos en la Unión Europea, cuando su consumo o explotación se realice en el territorio de aplicación del Impuesto. También se aplicará a los servicios de arrendamiento de medios de transporte.

  • También desde el uno de enero de 2023 y con vigencia indefinida, se han introducido varias actualizaciones en la Ley del Impuesto con el objetivo de adaptarnos a la normativa aduanera comunitaria, en relación a importaciones, exportaciones, situaciones de depósito temporal etc… En este sentido, desde Audalia Nexia se estudiaría cada caso en concreto para valorar cómo pudiese afectar.
  • En relación a la Inversión de sujeto pasivo cuando las operaciones se efectúen por no establecidos, se incluyen otras excepciones a las que ya se daban:
  • Prestaciones de servicios de arrendamiento de inmuebles sujetas y no exentas, para acogerse al régimen general de deducción y devolución.
  • Prestaciones de servicios de intermediación en el arrendamiento de inmuebles.

Se amplía también la aplicación de esta regla de Inversión de Sujeto Pasivo a las entregas de desechos y desperdicios de plástico y de material textil, y se modifican las reglas referentes al sujeto pasivo para que sea de aplicación la regla de inversión a las entregas de estos residuos y materiales de recuperación.

  • Debido a la incertidumbre que ha generado la tributación del comercio electrónico, se modifican algunos artículos de la Ley del impuesto, sobre todo en relación al lugar de realización de las ventas a distancia intracomunitarias de bienes y el cálculo del límite que permite seguir tributando en origen por estas operaciones, concretando que el proveedor debe estar establecido en un único Estado miembro que tiene que ser el mismo desde el que salgan dichos bienes, para la aplicación del umbral Por tanto, el límite de 10.000 euros previsto en la Ley no será de aplicación cuando este tipo de ventas sean efectuadas, total o parcialmente, desde un Estado miembro distinto del de establecimiento.
  • Se introducen mejoras en relación a la modificación de la base imponible por créditos incobrables, tal y como se definen a continuación:
  1. Se permite la modificación de la base imponible en el caso de créditos incobrables como consecuencia de un proceso de insolvencia declarada por un órgano jurisdiccional de otro Estado miembro.
  2. Cuando el moroso tenga la condición de consumidor final, se rebaja a 50 euros la modificación de la base imponible.
  3. Será válido cualquier medio que acredite fehacientemente la reclamación del cobro a un deudor.
  4. Se extiende a seis meses el plazo para proceder a la recuperación del IVA desde que el crédito es declarado incobrable, pudiendo acogerse todos los sujetos pasivos cuyo plazo de modificación no hubiera caducado a uno de enero de 2023.
  • Reducción tipos impositivos, pasando a tributar al tipo reducido del 4 por 100 para higiene personal y varios.
  • Se prorrogan un año más los límites excluyentes para la aplicación del régimen simplificado y del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca, de tal modo que se mantiene el límite de 250.000 euros de volumen de ingresos en el ejercicio anterior y del importe del conjunto de adquisiciones e importaciones de bienes y servicios en el año anterior.

Todas las modificaciones introducidas y comentadas anteriormente, entrarían en vigor a partir del uno de enero de 2023, a excepción de las que se haya indicado otra fecha o duración diferente.

 

  1. Otras disposiciones con incidencia tributaria

Otra novedad importante a destacar a partir de 2023, es la modificación del interés legal del dinero y del interés de demora que se fijan en 3,25% y 3,75% respectivamente. A su vez, el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) se establecerá en 7.200 euros anuales o de 8.400 euros cuando sustituya a la referencia al salario mínimo interprofesional. No obstante, si expresamente se excluyen las pagas extraordinarias, la cuantía será de 7.200 euros.

 

 

 

Prórroga de la moratoria contable que se publicó en el BOE el pasado 28 de diciembre de 2022 regulada en el Real Decreto-ley 20/2022, de 27 de diciembre, de medidas de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania y de apoyo a la reconstrucción de la isla de La Palma y a otras situaciones de vulnerabilidad.

A través del artículo 13 de la Ley 3/2020, de 18 de septiembre, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, se acordó una moratoria contable para excluir las pérdidas de 2020 a los efectos de la determinación de causas de disolución de sociedades de capital.

Esta medida ayudó a muchas empresas que debido a la crisis sanitaria, vieron disminuir su rentabilidad por causas ajenas a la realización de su actividad económica, evitando por tanto muchas situaciones de liquidación y ganando tiempo para recuperar poco a poco su actividad a través de financiación.

Pues bien, se ha considerado que esta medida fue muy favorable y es por ello que se ha decidido prorrogarla de tal forma que a los efectos de la causa legal de disolución por pérdidas, no se computarán las de los ejercicios 2020 y 2021 durante un período de tres ejercicios contables, es decir, durante 2022, 2023 y 2024. Sin embargo, las pérdidas de estos tres últimos ejercicios sí se tendrán en cuenta en la reducción del Patrimonio Neto.

Muchas de las empresas que necesitaban equilibrar su situación patrimonial lo habían hecho ya en el último trimestre del 2022. Esta normativa que aparece en el RD de 27 de diciembre permite un margen de actuación a las que no lo habían podido solventar a diciembre de 2022.