Laboral

Coronavirus COVID-19 | Medidas extraordinarias Comunidad de Madrid

Actualidad, Laboral, Noticias

La Comunidad de Madrid aprueba medidas extraordinarias por el coronavirus:

  • Se suspende la actividad docente presencial en todos los niveles educativos: desde Educación Infantil hasta universidades, desde el día 11 de marzo por una duración inicial de 15 días.
  • Se aconseja a las empresas que se realice teletrabajo y facilitar flexibilidad horaria para la conciliación familiar.
  • Las actividades quirúrgicas programadas o las pruebas diagnósticas no preferentes podrán ser suspendidas o retrasadas.
  • Los hospitales habilitarán las camas de reserva y se instalarán otras nuevas para asegurar una atención adecuada.
  • El Gobierno regional establecerá un plan específico de Urgencias y Unidades de Cuidados Intensivos.
  • En Atención Primaria se atenderá prioritariamente a los pacientes en sus domicilios.
  • Es conveniente evitar todos los viajes que no se consideren estrictamente imprescindibles.
  • El Ejecutivo regional hace una especial recomendación a los mayores o con enfermedades crónicas para que eviten abandonar su hogar o residencia

Ampliación de medidas preventivas (11/03/2020):

  • Suspensión de actividades colectivas celebradas en espacios cerrados que impliquen a más de 1.000 personas y reducción del aforo a un tercio en las de de menos de 1.000 personas.
  • Suspensión de la actividad formativa presencial en todas las entidades públicas o privadas que imparten formación profesiónal para el empleo, autónomos, emprendedores y entidades de economía social.
  • Suspensión de apertura al público de la Red de Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid y de las Bibliotecas de las Universidades.
  • Realización a puerta cerrada de los grandes eventos deportivos profesionales y no profesionales, nacionales e internacionales, que tengan gran afluencia de aficionados.

Ampliación de medidas extraordinarias (12/03/2020)

  • La suspensión de la actividad física y deportiva en todas las instalaciones dependientes de la Comunidad de Madrid de gestión directa.
  • La suspensión de todas las actividades establecidas en todos los programas deportivos .de la Comunidad de Madrid
  • La suspensión de la apertura al público de los centros dependientes y asociados
    de la Consejería de Cultura y Turismo, que incluyen centros culturales, museos, teatros, otros espacios escénicos y culturales y salas de exposiciones.
  • Suspensión de la actividad y la apertura al público de los festivales, exposiciones
    y programas culturales dependientes de la Consejería de Cultura y Turismo con independencia del espacio en el que se desarrollen.
  • La suspensión de la apertura al público de las oficinas de información turística
    dependientes de la Consejería de Cultura y Turismo.
  • Extensión de las medidas adoptadas a las Entidades locales incluidas en el ámbito territorial de la Comunidad de Madrid

Coronavirus COVID-19 | Preguntas y respuestas

Actualidad, Laboral, Noticias

PREVENCIÓN

  1. ¿Qué medidas preventivas debe adoptar la empresa?

Conforme con lo establecido en la LPRL, la empresa tiene la obligación de velar por la salud de las personas trabajadoras y adoptar todas las medidas que resulten necesarias para preservar la salud de éstas. Los servicios de prevención de las empresas están obligados a «proporcionar a la empresa el asesoramiento y apoyo que precise en función de los tipos de riesgo» (art. 31 LPRL y art. 19 RSP).

En primer lugar, se debe informar a todo el personal, de acuerdo con las instrucciones que las autoridades sanitarias vayan indicando (Procedimiento de actuación de los Servicios de Prevención).

Cuando sea necesario para la realización de las actividades, la empresa debe facilitar los Equipos de Prevención Individual (EPIs) adecuados (art. 17 LPRL). Asimismo, en aquellas actividades en las que un gran número de personas trabajadoras permanecen de forma continuada en el lugar de trabajo se debe tener vigilancia específica.

También se recomienda prohibir los viajes de trabajo a aquellas zonas de riesgo en las que se haya decretado el aislamiento y restringir al máximo los viajes a zonas en las que se hayan detectado un amplio número de contagios

Si se dispone de los medios tecnológicos adecuados, el teletrabajo es una medida preventiva una medida preventiva recomendada por el Ministerio de Trabajo. Se trataría de una medida de carácter excepcional y temporal adoptada por acuerdo colectivo o individual

  1. Si no adoptan medidas preventivas ¿qué puede ocurrir?

Si se produce un contagio en el centro de trabajo porque la empresa no ha adoptado ninguna medida de prevención, este contagio es considerado accidente de trabajo y se producirá un recargo por falta de medidas de seguridad de las prestaciones que la Seguridad Social abone por la enfermedad, a más de ser sancionada por infracción grave, de acuerdo con lo establecido en el art. 12 LISOS con multas de hasta 40.985 euros (art. 40.2.b LISOS).

  1. ¿Cuándo se considera contingencia común o profesional y cuándo enfermedad o accidente profesional?

De acuerdo con el art. 157 LGSS, se entenderá por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo. Y si se produce un contagio como consecuencia de un viaje de trabajo o en el centro de trabajo, podría considerarse que se trata de un accidente laboral.

  1. ¿La empresa puede prohibir a su personal que viaje, a nivel personal, a zonas de riesgo?

La empresa no puede impedir, ni tampoco sancionar, a personas de su plantilla que viajen a zonas de riesgos, pero sí les puede realizar una evaluación del estado de salud, a través de los servicios de prevención de salud, cuando vuelvan.

No obstante, la empresa puede recordar a su plantilla las obligaciones que tienen en materia de prevención de riesgos laborales, de acuerdo con el art. 29 LPRL, como es la de «velar (…) por su propia seguridad y salud en el trabajo y por la de aquellas otras personas a las que pueda afectar su actividad profesional, a causa de sus actos y omisiones en el trabajo, de conformidad con su formación y las instrucciones del empresario de los trabajadores en materia de prevención de riesgos». Por lo tanto, si pese a las indicaciones realizadas por la empresa, la persona trabajadora viaja a zonas de riesgo, puede ser sancionada disciplinariamente.

  1. ¿Pueden las personas trabajadoras negarse a viajar por trabajo a zonas de riesgo?

El personal laboral tiene el derecho de protección frente a los riesgos laborales (art. 14 LPRL) pudiendo interrumpir su actividad ante cualquier riesgo grave e inminente para su salud (art. 21 LPRL). Si el empresario impide el ejercicio de este derecho, cometería una infracción muy grave (art. 13.9 LISOS).

  1. Si la persona trabajadora no puede acudir a su puesto de trabajo por vivir en una zona en la que se ha decretado el aislamiento o por tener que cuidar a sus hijos porque han suspendido las clases en sus centros educativos ¿cómo se debe tratar esta situación?

En el caso de tener que permanecer en sus casos por decreto de aislamiento, en principio sería una ausencia justificada pero no retribuida, si bien la Seguridad Social podría extender la consideración de incapacidad temporal a estos supuestos.

Sin embargo, si la ausencia es por cuidado de hijos, estaríamos ante una ausencia justificada, pero no retribuida ni susceptible de compensación con vacaciones, salvo mutuo acuerdo entre las partes.

 

SALUD

  1. Si una persona trabajadora debe estar en cuarentena como medida preventiva ¿cómo se debe tratar esta situación desde el punto de vista laboral?

De acuerdo con el último criterio de la DGSS (Criterio 2/2020) el aislamiento preventivo de las personas trabajadores, estén o no afectadas, debe tratarse como una incapacidad temporal por enfermedad. Los servicios médicos de la Seguridad Social emitirán el correspondiente parte de baja por enfermedad común.

  1. ¿El Servicio de Prevención de la empresa puede comunicar a la misma el nombre de las personas contagiadas?

En 2009, la AEPD ya contestó al respecto en referencia a la Gripe A. En el Informe 0608/2009, negó tal posibilidad. Si no hay consentimiento de las personas afectadas, los Servicios de Prevención no deben otorgar más información que las conclusiones que se deriven de los reconocimientos efectuados en relación con la aptitud del trabajador para el desempeño del puesto de trabajo o con la necesidad de introducir o mejorar las medidas de protección y prevención, a fin de que puedan desarrollar correctamente sus funciones en materia preventiva (art.22.4 LPRL).

  1. ¿Puede la empresa solicitar a un empleado que vea a un médico?

 La regla general es que las empresas solo pueden recomendar a los empleados que vean a un médico. Si los empleados se niegan, la empresa, con el fin de evitar una posible propagación del virus en el centro de trabajo, podría requerir al empleado a que trabaje desde casa o se coja una licencia retribuida temporal.

  1. Si un empleado acude al trabajo con síntomas como una tos o estornudos, aunque no tengan nada que ver con el coronavirus, y en la empresa deciden aislarle o mandarle a su casa, ¿el empleado podría acusarles de ‘mobbing’? 

Existe una obligación clara de la empresa de garantizar la seguridad y salud de sus empleados y dada la situación de alarma mundial, sería difícil que prosperara una demanda como esta. ​

  1. ¿Puede el empleador obligar a los empleados a cogerse una licencia retribuida?
  • Para el caso de los empleados con una infección confirmada o los empleados que hayan tenido contacto con una persona con una infección confirmada y los servicios de salud le hayan ordenado ponerse en cuarentena hasta que confirmen si está infectado o no, el empleado estará en situación de Incapacidad Temporal por contingencias comunes, por lo que no haría falta otorgar al trabajador una licencia retribuida.
  • En otros casos, a fin de evitar una posible propagación del virus en el lugar de trabajo, las empresas pueden exigir a los empleados que trabajen desde su domicilio si tienen un conocimiento objetivo, o una creencia razonablemente sostenida, de que un empleado ha contraído o ha estado expuesto al coronavirus (por ejemplo, si presenta síntomas, ha viajado recientemente a una zona advertida por las autoridades sanitarias o ha estado en contacto con una persona contagiada). En esas circunstancias, puede existir un requisito ocupacional de buena fe para proteger la salud y la seguridad de los demás en el lugar de trabajo, lo que justifica el requisito de permanecer en el hogar.

Si no es posible trabajar desde el hogar, la empresa puede otorgar a los empleados una licencia retribuida (durante la cual los empleados seguirán recibiendo el salario y las prestaciones).

Por regla general, para que un empleado trabaje desde casa o para que este se sitúe en situación de licencia retribuida, se requiere el consentimiento del propio trabajador. No obstante, los riesgos legales asociados a que la empresa obligue al empleado a trabajar desde casa o a coger una licencia retribuida son bajos en estas circunstancias, siempre que la duración de la licencia retribuida/trabajo desde casa sea razonable teniendo en cuenta la seguridad y la salud de los empleados.

 

ACTIVIDAD EMPRESARIAL

  1. ¿En qué supuestos se puede paralizar la actividad de la empresa?

En el art. 21 LPRL se prevé la posibilidad de paralizar la actividad laboral si existiera un riesgo grave e inminente para la salud de los trabajadores, como es el posible contagio entre la plantilla.

La decisión de paralización de la actividad la puede adoptar directamente la empresa, los órganos de seguridad y salud o incluso la propia persona trabajadora que puede decidir abandonar la actividad si se produce tal riesgo.

Si la empresa no paraliza la actividad por riesgo grave e inminente para la seguridad y la salud de las personas trabajadoras, la Inspección de Trabajo puede ordenarlo (art. 44 LPRL y arts. 11 y 26 RD 928/1998).

 

  1. ¿Se pueden suspender los contratos de trabajo en caso de paralización de la actividad?

En el supuesto de epidemia del coronavirus, de acuerdo con los art. 45.1.i y j y 47 ET, se puede tramitar un expediente de regulación temporal de empleo por fuerza mayor (ERTE), por ejemplo, en los casos de la falta de material necesario para la actividad o que se haya producido algún acontecimiento imprevisible e inevitable ajeno a la empresa.

Desde el punto de vista de la prestación por desempleo, si se cumple con las cotizaciones requeridas para su cobro, la empresa estará obligada a mantener durante ese periodo la cotización a la Seguridad Social (art. 273 LGSS).

 

  1. ¿Cuándo debería la empresa tomar la decisión de cerrar temporalmente sus instalaciones?

 Solo si hay pruebas de que el lugar de trabajo es un “lugar en crisis fuera de control” y no es posible trabajar desde casa.

Un cierre temporal por fuerza mayor requiere la autorización de las autoridades laborales.

Coronavirus COVID-19 |ORDEN 344/2020, de 10 de marzo, de medidas preventivas de salud pública en la Comunidad de Madrid

Actualidad, Laboral, Noticias

ORDEN 344/2020, de 10 de marzo, publicacada en el BOCM del día de hoy, la Consejería de Sanidad ha adoptado medidas preventivas de salud pública en la Comunidad de Madrid como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19).

 

A saber:
1. Realización a puerta cerrada de los grandes eventos deportivos profesionales y no profesionales, nacionales e internacionales, que tengan una gran afluencia de aficionados. Esto incluirá los partidos de primera y segunda división de fútbol y sus equivalentes de baloncesto y todos aquellos que comporten un número importante de movimiento de aficionados.
2. Suspensión de actividades colectivas celebradas en espacios cerrados y que impliquen a más de 1.000 personas. En caso de que estas actividades tengan un aforo de menos de 1.000 personas podrán celebrarse si únicamente se cubre un tercio del aforo. Estas medidas se aplicarán a eventos de ocio, culturales y similares.
3. Suspensión de la actividad formativa presencial en todas las entidades públicas o privadas que imparten formación profesional para el empleo, formación para autónomos, emprendedores y entidades de economía social, en el marco de los programas gestionados y/o autorizados por la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid.

 

4. Suspensión de la apertura al público de la Red de Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid, así como de las bibliotecas de las universidades del territorio de la Comunidad de Madrid.

Las medidas preventivas previstas tendrán una vigencia de quince días naturales, sin perjuicio de las prórrogas que se acuerden de forma sucesiva.

Puedes consultar el texto íntegro de la Orden en el siguiente ENLACE.

Coronavirus COVID-19 | Orientaciones para la mejora de la seguridad en el trabajo

Laboral, Noticias

– Limpieza de instalaciones: recomendamos un incremento de la limpieza en las instalaciones, utilizando productos desinfectantes (lejía y similares), con especial atención a zonas de alto riesgo (aseos, zonas de restauración), sin descuidar superficies metálicas

– Instalación de dosificadores de soluciones antisépticas (preferiblemente basadas en alcohol), y recordando a los trabajadores que extreman la higiene al incorporarse al puesto de trabajo, y ello con independencia del trabajo que realicen.

– Establecer distancias mínimas entre los trabajadores de al menos 3 metros. Si ello no fuera posible, valorar rotaciones entre puestos de trabajo similares.

– Concienciar a los trabajadores que ante un caso de coronavirus en su entorno, lo comuniquen a la empresa.

– Extremar limpieza de filtros de aire acondicionado y calefacción por aire.

– Incrementar la ventilación natural de oficinas, locales, sales

– Reducción al mínimo de cualquier actividad que suponga una acumulación de personas en espacios cerrados.

Coronavirus COVID-19 | Situaciones en la empresa y consejos al respecto

Actualidad, Laboral, Noticias

A) En primer lugar, las autoridades sanitarias recomiendan continuar con la actividad habitual y extremar las medidas de precaución e higiene, que se encuentran en el siguiente enlace, y son ya sobradamente conocidas:

B) El temor subjetivo a un posible contagio no justifica una inasistencia al trabajo. Mientras no haya una instrucción por parte de Salud Pública o de la empresa que permita u obligue al trabajador a permanecer en su domicilio, las ausencias podrían considerarse injustificadas.

C) Si desde Salud Pública se impone a un trabajador una cuarentena, la ausencia al trabajo estaría justificada y el trabajador se encontraría en situación de incapacidad temporal con prestaciones asimiladas a las contingencias profesionales.

D) Quienes presenten síntomas compatibles con el coronavirus, como fiebre, tos seca o dificultad respiratoria han de contactar inmediatamente con su centro de salud o autoridades sanitarias. Es preciso que en estos casos no se acuda al sistema sanitario de la Comunidad de Madrid sino que se contacte telefónicamente con el teléfono facilitado para tal fin. El personal sanitario acudirá al domicilio si se considera conveniente para diagnosticar la enfermedad. El teléfono facilitado en este caso es el 900 102 112.

E) Aunque estamos en un caso claro de Salud Pública y las decisiones de gestión que se están tomando vienen amparadas en la protección de la misma, es recomendable proceder a una actualización de los planes de emergencias, seguir los protocolos de prevención de riesgos laborales, distribuir material formativo, coordinarse con las empresas proveedoras o clientes e informar a los trabajadores de las decisiones que por motivos sanitarios o económicos hayan de adoptarse, tales como la suspensión de reuniones presenciales o de viajes de trabajo.

En particular en relación con la salud laboral, llamamos al seguimiento de “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus (SARS-COV-2)”, disponible en la web del Ministerio de Sanidad en el siguiente enlace a efectos de futuras actualizaciones:

PROCEDIMIENTO SPA

F) Siguiendo precisamente las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, es aconsejable facilitar, en la medida que la productividad lo demande, la flexibilidad horaria, el acuerdo de bolsas de horas o la posible modificación del calendario laboral previsto. Con ello se consigue adaptar el funcionamiento de la empresa a posibles picos o valles de demanda y, por otro lado, se posibilita mejor la conciliación familiar, en particular durante la suspensión de las actividades educativas y de las actividades de los Centros de Mayores. En este mismo sentido, se recomienda fomentar las reuniones por videoconferencias, evitar viajes de trabajo innecesarios y posibilitar el teletrabajo, siempre sobre la base de la voluntariedad para ambas partes y con causa expresa en las recomendaciones de Salud Pública, es decir, con carácter temporal y excepcional, si bien posteriormente prorrogable sobre la base de un posible futuro acuerdo. Este tipo de instrucciones y decisiones que se adopten a nivel individual o colectivo han de realizarse por escrito.

G) En los supuestos en que la empresa, como consecuencia de las afectaciones que el COVID-19 pueda ocasionar, no pueda mantener su actividad productiva, por ejemplo, por falta de materias primas, suministros, descenso de clientes, etc., cabe la posibilidad de suspender los contratos de trabajo o de reducir la jornada de los trabajadores. En el caso de la reducción de jornada es preferible en pymes llegar a acuerdos individuales satisfactorios para ambas partes. Cuando se superen los umbrales establecidos en el Estatuto, o bien se solicite la suspensión del contrato, ha de seguirse en todo caso el régimen de los expedientes de regulación temporal de empleo. Éstos se inician mediante comunicación a la Autoridad Laboral competente y la apertura simultánea de un periodo de consultas con los representantes legales de los trabajadores de duración no superior a 15 días. Tras la finalización del periodo de consultas, el empresario debe notificar a los trabajadores y a la Autoridad Laboral su decisión sobre la suspensión de contratos o la reducción de jornada, pasando el trabajador afectado a percibir la prestación de desempleo parcial.

 

cartel-coronavirus-900x1300 (1)

Descarga el cartel informativo de la Comunidad de Madrid

Coronavirus y marco laboral

Actualidad, Laboral, Noticias, Sin categoría

Estimados asociados, desde la asociación no podemos abstraernos de la actual situación que vivimos ante la aparición del Coronavirus COVID-2019 y sus implicaciones en el marco de las relaciones laborales.

En ese sentido, el pasado 26 de febrero de 2020, la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, adoptó el Criterio 2/2020, para dar respuesta a la cuestión relativa a la situación de los trabajadores que tras su contacto con un caso del virus, pudieran estar afectados por dicha enfermedad y que, por aplicación de los protocolos establecidos por las Autoridades Sanitarias competentes, se ven sometidos al correspondiente aislamiento preventivo para evitar los riesgos de contagio derivados de dicha situación hasta tanto se culmina el correspondiente diagnóstico.

Se plantea, en concreto, la situación de tales trabajadores frente a la Seguridad Social hasta el momento en que es posible dilucidar si están o no efectivamente perjudicados por el virus. Durante el referido lapso temporal, los trabajadores no están afectados, en sentido estricto, por un accidente o por una enfermedad, pero es evidente, por otra parte, que los mismos deben estar vigilados y recibir la correspondiente asistencia sanitaria en orden a diagnosticar su estado y que están impedidos para el trabajo, por obvias razones.

A fin de garantizar la protección de los trabajadores durante tales períodos de aislamiento y de disipar las dudas que al respecto se han planteado, la Dirección General, en uso de las atribuciones que tiene conferidas, ante la falta de respuesta a tal situación en el vigente ordenamiento jurídico y hasta tanto dicha laguna sea llenada mediante las adaptaciones normativas que resulten necesarias, adopta el Criterio que se concreta en tres puntos, que se citan literal:

 

“Uno.- Los períodos de aislamiento preventivo a que se vean sometidos los trabajadores como consecuencia del virus SARS-CoV-2, serán considerados como situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común, y durante los mismos los afectados tendrán derecho a las correspondientes prestaciones, cumplidos los demás  requisitos en cada caso exigidos, y en los términos y condiciones establecidos, por las normas del régimen de la Seguridad Social en que se encuentre encuadrado el trabajador.

 Dos.- Cuando la protección de la incapacidad temporal por contingencias comunes esté prevista como mejora voluntaria, lo establecido en este Criterio será de aplicación únicamente a los trabajadores que se hubieran acogido a dicha mejora.

 Tres.- Lo previsto en este Criterio será de aplicación con respecto a todas las situaciones de aislamiento preventivo producidas desde la detección del virus SARS-CoV-2.”

 

En consecuencia y resumiendo, si un empleado se ve afectado por el virus o se ve afectado por alguna medida similar a una cuarentena, se encontrará en situación de incapacidad temporal, y desde la empresa se le tendrá que dar ese tratamiento a efectos de cotización a la Social y a los efectos también de inasistencia al puesto de trabajo.

Por otro lado, a expensas de que se adopten otra serie de medidas por el Gobierno Central y Autonómico y las autoridades sanitarias, las empresas deberán tener valorada esta contingencia en su plan de prevención de riesgos laborales (epígrafe enfermedades víricas o similar).

 

CUADRO CORONAVIRUS

 

Para más información sobre el marco laboral a adoptar por el coronavirus COVID-19 os invitamos a la jornada

¿Cómo afecta el coronavirus COVID-19 a las relaciones laborales?

que se celebrará el día 17 de marzo a las 10:00 horas en la sede de AICA.

Más información sobre la jornada e inscripción